Reportaje: Museo de La Moto 'Made in Spain' de Alcalá de Henares     Daytona 200: 67 participantes de 13 países inscritos para la 82ª edición de la Daytona 200, del 7 al 9 de marzo, en el Daytona International Speedway | El equipo PHR Performance, respaldado por la fábrica de Triumph participará en las 200 Millas de Daytona de la mano de Peter Hickman y Richard Cooper.     IOMTT: El triple y vigente campeón croata de Supersport, Loris Majcan, debutará en el TT de la Isla de Man | Davey Todd participará en las dos carreras Supertwin de este año, pilotando para el equipo Dafabet Racing, además de las Superbike con Milwaukee BMW Motorrad | Kevin Rousseau nuevo pasajero de Ben Birchall | Kevin Keyes debutará en las carreras TT de la Isla de Man a finales de este año | Jackson Racing regresará este año a las carreras TT de la Isla de Man tras haber fichado a dos de las estrellas emergentes del evento: el norirlandés Paul Jordan y el austriaco Julian Trummer | El Roadhouse Macau by FHO contará con dos pilotos para las carreras TT de la Isla de Man de 2024, con el piloto habitual Brian McCormack junto con el irlandés Eoin O'Siochru, que hará su debut en el TT     Toni Povedano, piloto oficial BMW Motorrad España en el Campeonato de España de Maxitrail     GT Winter Series: MotorLand Aragón ya encara las primeras carreras de la temporada con la GT Winter Series los próximos 2 y 3 de marzo      MXGP: El Gran Premio de España en la Comunidad de Madrid adelanta su fecha al 23 y 24 de marzo | Lugo acogerá, por primera vez, el Gran Premio de Galicia los días 11 y 12 de mayo      European Individual Ice Speedway Championship: 24 y 25 de Febrero en Sanok, Polonia     Colaboraciones: Counteract Balance Beads socio oficial de MotoAmerica | CFMOTO y Elf Moto unen sus fuerzas mediante un acuerdo de colaboración     Cursa Patrimoni Eivissa: presentado el circuito para desafiar el récord de España 10K en ruta diseñado con la colaboración de Adel Mechaal     Parte de lesiones: 1) Liam Everts no participará en la primera ronda de la serie MXGP 2024, que se celebrará en Neuquén (Argentina) los días 9 y 10 de marzo, para recuperarse de una lesión en el pulgar derecho, sufrida en una pequeña caída en un entrenamiento en Bélgica esta semana 2) Mattia Guadagnini talento de MXGP tampoco participará en la ronda inaugural debido a las lesiones sufridas en una caída durante los entrenamientos de pretemporada en el sur de Francia. 3) Christian Craig descartado para la séptima ronda del Campeonato AMA Supercross 2024 en Arlington tras agravarse de nuevo una lesión en el codo

 

Cala Cerrada es una pequeña playa situada en la Azohía, en la costa de Cartagena, en la Región de Murcia. Se trata de un lugar de gran belleza natural, con aguas cristalinas y un entorno tranquilo y aislado. La playa está situada a unos dos kilómetros de La Azohía en línea recta, si bien remando, voy a realizar unos tres kilómetros y medio de ida y otros tantos de vuelta.

 

El nombre de La Azohía procede del árabe "Al-zawiya", que en español significa ‘el rincón’ o ‘el monasterio’. Esta formada por varias urbanizaciones, casas y fincas rurales que se dispersan por la costa sin que exista un núcleo principal. La Azohía se sitúa en las proximidades de Cabo Tiñoso, a los pies del espacio natural protegido de La Muela, Cabo Tiñoso y Roldán, y la Reserva Marina de Cabo Tiñoso.

 

 

Destacan entre sus atractivos su bella bahía, sus aguas mansas, y tranquilas sobre todo con levante E, NE puesto que la bahía está totalmente a merced del poniente W y el lebeche SW, y en alguna medida del Jaloque S, SE y que está a las puertas de Cabo Tiñoso.

 

 

La Azohía nace como asentamiento de una población rural y pesquera y asentamiento militar de defensa de costa, que ha permanecido prácticamente aislada a lo largo de los siglos. La gran mayoría de su población era el personal destinado en la zona de vigías y acuartelamientos con sus familias y un pequeño grupo de civiles residentes que estaban especializados en las faenas rurales, pastoreo y de pesca.

 

 

Actualmente se ha convertido en un destino vacacional estival y también de interés todo durante todo el año por su geografía y sendas, buceo, navegación, kayak, paddleboard, pesca deportiva, rutas de calas y playas, escalada, observaciones de fauna marina, subacuática, aves, insectos y o la contemplación del paisaje y su entorno.

 

 

Cabo Tiñoso, en la cordillera litoral de Cartagena, extremo sur de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, es un espacio natural de gran belleza y riqueza ecológica, que está declarado Zona de Especial Protección para las Aves ZEPA, por lo que si siempre hay que ser respetuoso con la naturaleza… aquí más todavía. La zona es un importante lugar de nidificación para las aves marinas, como el halcón peregrino, águila pescadora y cormorán. También podrás encontrar especies protegidas como la tortuga mora, el murciélago, el camaleón, zorros, conejos y jabalíes. Entre las aves, puede sobrevolarnos el halcón peregrino, búho real, águila real y el águila perdicera, Alcaravanes, Alzacolas, Piquituertos, Camachuelo trompetero, etc.

 

 

Cala Cerrada es una playa pequeña, con una longitud de unos cincuenta metros. Es de pequeños cantos rodados y el agua es de un azul turquesa intenso. La playa está rodeada de acantilados escarpados, que ofrecen impresionantes vistas del mar. Las aguas cristalinas son perfectas para el baño, el snorkel y la apnea y el entorno tranquilo es ideal para relajarse y desconectar del estrés de la ciudad. La mejor época para visitar Cala Cerrada es durante la primavera o el otoño, cuando el clima es más suave.

 

 

A Cala Cerrada se puede llegar a pie, a través de un sendero que parte de la carretera, que une La Azohía con Cabo Tiñoso. El sendero es relativamente sencillo, pero hay que tener cuidado con las rocas. Yo prefiero ir con la tabla de paddle surf, aprovechando que todo el recorrido está protegido del levante. Hay que tener muy en cuenta que en verano los levantes tienden a rolar a Jaloque, por lo que al medio día empezará a entrar algo de ola y viento en el recorrido. Lo usaré para volver en downwind. No recomendable con lebeche, puesto que los acantilados hacen un maremágnum con las corrientes, el rebote y el viento.

 

Salgo temprano, nueve o diez de la mañana, desde la explanada que hay entre la playa de la Chapineta y la Iglesia, donde suele haber bastantes furgos campers. La salida es algo pedregosa, pero cómoda en cuanto a distancia coche/orilla. A mi izquierda, saliendo desde la playa, queda Cabo Tiñoso.

 

 

Cabo Tiñoso está formado por una serie de acantilados que alcanzan los trescientos metros de altura, y que se extienden a lo largo de unos cinco kilómetros. En la base de los acantilados se encuentran numerosas calas y playas de aguas cristalinas, que son un paraíso para los que somos amantes del mar. Entre ellos Cala Cerrada y su playa. En estas laderas puedes ver desde el agua palmitos, romero y esparto. Muy de vez en cuando, aparecen pequeñas formaciones de sabina negra y enebro.

 

Al doblar la Punta de la Azohía, donde se encuentra el Salto el Pilón, me encuentro con el famoso Acantilado de la Torre de Santa Elena, que alberga una torre vigía de planta hexagonal del siglo XVI. Sí, has leído bien.

 

 

Algunas fuentes señalan su construcción incluso antes: a finales del siglo XV en época de los Reyes Católicos y sería una de las atalayas proyectadas, -junto a las torres de Santa Isabel en el Puerto de Mazarrón; la de los Caballos, en Bolnuevo; la del Molinete de Mazarrón; y la de Cope, en Águilas- por Carlos I para repeler los ataques de los piratas berberiscos desde el norte de África.

 

 

La torre habría sido levantada posteriormente bajo el reinado de Felipe II, resultando ser la más antigua de las torres vigía de este litoral.

 

 

Llevo cinco minutos y ya ha merecido la pena venir. Sigo remando con los acantilados de calizas a la izquierda, -por babor para ser más precisa- y pasada la Cruz de Joma, que no se ve desde el agua, enseguida voy a encontrarme la Cala del Corracón. Sigo remando, doblo la Punta de la Ventana y llego a Cala Muñoz. Miro hacia arriba y puedo ver otra pequeña edificación: la Garita.

 

 

Situada al pie de una antigua construcción militar, el que fuera Proyector antiaéreo de Cala Muñoz, para la defensa de las baterías de costa sitas en Castillitos. El proyector se colocó al final de los años treinta del siglo pasado y en agosto del cuarenta fue dado de baja, desmontado y trasladado, quedando las edificaciones a meced de los elementos.

 

 

Pasada la Garita, y habiéndole dado la importancia histórica que se merece, llego a Cala Tocino. Tengo un mapa en la mano, el 977 (27-39) Cartagena, que plasma Cala Tocino antes que Cala Muñoz. Así que hay una divergencia entre mis conocimientos de Historia, Google Maps y la Cartografía oficial.

 

 

Ninguna de las referidas calas tienen playa, pero con recovecos, cuevecillas y rocas con aguas turquesas cristalinas. Siempre hay algún barco de buceo en los siete fondeos habilitados en el trayecto. Pasadas dichas tres calitas, me encuentro con una larga y alta pared de roca y en ella el Tajo Colorao: un corte de tonos rojizos que existe en la roca.

 

 

A palada muy suave, de paseo, con algún baño que otro, como el que se aprecia en la primera de las fotos, en menos de una hora, llego a Cala Cerrada. Si pones el alma en la remada en plan race llegas en menos de quince minutos.

 

 

Al entrar ya puedo observar a simple vista dos playas: Cala Elián, frente a la entrada y la playa propiamente de Cala Cerrada a la derecha, que es donde me dirijo.

 

 

Saco del agua la tabla y la apoyo en la playa de pequeños cantos rodados, si bien, según me cuentan, puede haber arena en ciertos momentos. Lo desconozco.

 

 

Si has traído escarpines puedes caminar unos metros por el sendero que sale de la cala y llegar a un pequeño mirador desde el que podrás ver Cala Abierta; y más allá la Punta de las Ánimas. A la izquierda del sendero podrás ver una formación montañosa típica de la US Ruta 66 o de las pelis de vaqueros, en la que hay una pequeña cueva visitable.

 

 

Un trago de agua, unos bañitos refrescantes y un poco de descanso. Lástima que el día ha amanecido un tanto nublado, aunque me ha facilitado el trayecto de ida. Una vez allí despeja con la entrada del Jaloque. Sueles encontrarte grupos en kayak haciendo la ruta con los que puedes intercambiar impresiones del lugar. Cuando se van los kayak la cala queda para mí sola.

 

 

Si no tienes paddleboard -o no te fías de ir con tu hinchable por si pinchas- puedes alquilar uno o apuntarte a las salidas que se organizan todo el año, por ejemplo, en Mola Mola Kayak, que se ubica cerca del punto de salida y llegada.

 

 

Y una vez disfrutado del maravilloso entorno me vuelvo con el Jaloque, que acaba de saltar sobre las doce del medio día, en un rápido y divertidísmo downwind. En esta ruta me he traído mi tabla de olas Wave Chaser así que lo disfruto bastante a la altura del Tajo Colorao, que suele montarse algo de ola perfecta para downwind. Una vez pasada La Punta de la Ventana el agua se vuelve plana, pero con viento acanalado a favor.

 

 

Nos vemos en el agua!